George Clooney y Amal Alamuddin

George Clooney cumple un año de casado con su esposa, pero no todo es felicidad.

Agencias

Pese a todos los pronósticos George Clooney y  Amal Alamuddin, han cumplido ya un año de casados y es que este matrimonio ha estado lleno de sospechas y una que otra polémica.

La última tiene que ver con la casa que la pareja ha comprado y está reformando en Berkshire, en el sur de Inglaterra, y que tiene enfadados a todos los vecinos, alterados por la magnitud de las obras.

La pareja adquirió esta mansión poco después de su gran boda, una propiedad valorada en 13 millones de euros que tiene la consideración de “monumento clasificado”, denominación que se emplea en el Reino Unido para referirse a las construcciones de especial interés arquitectónico.

Cuenta con nueve dormitorios, gimnasio, spa, biblioteca e impresionantes jardines en los que se está construyendo una piscina, con una casita junto a ella y una gran terraza. Y es que en la vida de los Clooney desde que se casaron todo es a lo grande. Sus casas, sus apariciones públicas, los que viajes que realizan y hasta el vestuario de la abogada, convertida en icono de moda y en defensora de causas internacionales aunque con escasoéxito al menos en lo que se refiere a sus últimos casos.

Ambos forman una de las parejas británicas más ricas de Reino Unido (acumulan unos 150 millones de euros).