Irrfan Khan, actor de películas como “Quisiera ser millonario”, “La vida de Pi” e “Inferno”, falleció esta madrugada a los 53 años

Irrfan Khan, estrella de Bollywood, muere a los 53 años

Irrfan Khan, estrella de Bollywood, muere a los 53 años

 

Por Salvador Franco /@Sal_Franco
Staff @LoftCinema

 

Entre las muchas cosas que hay que agradecerle a Hollywood -porque casi siempre nos la pasamos reclamándole- está el descubrirnos a algunos de los mejores actores del mundo, a quienes incorpora a sus producciones para dotarlas de un toque de realismo y pluralidad.

 Así fue como conocimos al exquisito actor indio Irrfan Khan, quien antes de firmar contratos millonarios para participar en “Quisiera ser millonario”, “La vida de Pi” o “Jurassic World” ya era una estrella consagrada de Bollywood.

 Por eso hoy el mundo entero lamenta la muerte del intérprete de 53 años, fallecido en un hospital de Mumbai víctima de un tumor neuroendocrino diagnosticado en 2018.

 Sahabzade Irrfan Ali Khan (su nombre completo) tiene una de esas de ensueño: fue hijo de un  vendedor de neumáticos que, tras fracasar como jugador de cricket, se encontró azarosamente con el teatro que convirtió en su verdadera pasión.

 Durante años rodó decenas de series de televisión, que combinó con eventuales participaciones en cine como “Adiós Bombay!”, de la reconocida Mira Nair.

 En 2002, el ahora célebre documentalista Asif Kapadia (“Senna”, “Amy”, “Diego Maradona”) lo eligió como el protagonista de “Warrior”, su primera película de ficción que rodó en la India y que a la postre le merecería una nominación al BAFTA como Película en Lengua No Inglesa.

 Esa aventura épica le permitió escapar de la dinámica televisiva y concentrarse en el cine de su país, además de que lo colocó a la vista de algunos de los cineastas más interesantes de inicios del siglo XXI.

 Así fue como lo reclutaron Michael Winterbottom (“Un corazón invencible”, 2007); Wes Anderson (“Viaje a Darjeeling”, 2007); Danny Boyle (“Quisiera ser millonario”, 2008), Ang Lee (“La vida de Pi”, 2012) y Ron Howard (“Inferno”, 2016).

 Por alguna extraña casualidad del destino vi esa película hace dos días. Debo decir que lo que me sorprendió no fue la actuación de Irrfan Khan -quien actuaba más con los ojos que con su corporalidad- sino la cantidad de similitudes que la historia de Da Brown tiene con la pandemia que estamos viviendo.

 Pero eso será tema de otro texto. Hoy se trata de despedirnos de un actor que dejó huella en todos los que lo vimos alguna vez ya sea en blockbusters como “El sorprendente Hombre Araña” de 2012, “Jurassic World” (2015) o “The Lunchbox” (2013), donde interpretó a un contador que entabla un romance epistolar con una infeliz ama de casa estrenada en el Festival de Cannes de 2013.

 “Falleció rodeado de su amor, su familia por la que más se preocupó. Se fue a la residencia del cielo, dejando un verdadero legado propio. Todos rezamos y esperamos que él sea en paz”, expresó su agencia a través de un comunicado.

 Pero el actor nacido en Jaipur en 1966 había escrito meses antes su propia despedida, retomando una frase de la periodista estadounidense Margaret Mitchell:

“La vida no tiene ninguna obligación de darnos lo que nos esperamos.”

 Debido a la crisis provocada por el coronavirus, el actor dejó inédito el estreno de “Angrezi Medium”, en la que interpreta a un papá soltero y que quedará como su última película.

 Khan estaba casado con la guionista Sutapa Sikdar y tenía dos hijos, Babil y Ayan.

También es curioso que en el idioma indi la palabra adiós se pronuncie como “alavida”. Pues a-la-vida Irrfan Khan.

 

Khan murió el miércoles después de ser ingresado en el hospital Kokilaben Dhirubhai Ambani de Mumbai con una infección de colon.

Khan murió el miércoles después de ser ingresado en el hospital Kokilaben Dhirubhai Ambani de Mumbai con una infección de colon.