Por Salvador Franco / Enviado

@Sal_Franco 

MORELIA.- Este miércoles tuvimos una sobredosis de Alfonso Cuarón en el Festival de Morelia. Aunque creo que nunca es demasiado cuando frente a ti se encuentra uno de los genios cinematográficos más relevantes de las últimas décadas y Alfonso Cuarón es un genio. No tengo la menor duda.

Master class de Alfonso Cuarón FOTO: FICM / Sergio Mejía

Asistimos a tres eventos con el director de “Y tu mamá también”, “Niños del hombre” y “Gravity”: un Master Class moderado por el polaco Pawel Pawlikowski (“Ida”); una conferencia de prensa que ofreció en compañía del equipo de “Roma” y un video chat para la estación de radio Los 40 propiedad –todavía- de Televisa Radio.

 

 

Fue en esta última conversación, moderada por la querida Gaby Cam, que un joven le preguntó en los últimos segundos del streaming si estaba a favor o no de la intervención del Estado en materia cinematográfica, a lo cual, para mi sorpresa, respondió que sí.

“Yo sí creo que hay que darle al público opciones. Pero hablando específicamente de cine mexicano probado con respuesta de festivales y críticos, y sí yo si creo que debe haber regulaciones para que estas películas tengan mayor proyección mediática.

“Yo estoy agradecido por la atención mediática que he tenido (“Roma) pero la hubiera agradecido para “Nuestro tiempo”, de Carlos Reygadas, quien es uno de los autores más importantes no sólo del cine mexicano sin del mundo. Pero no tiene esta parte sexy para los medios

“Así es que es bien importante que cierto tipo de cine tenga un mayor acceso y mayor apoyo de los medios, no solamente a aquellos cineasta que la hicieron en Hollywood. “Porque Hollywood no tiene que ser el destino de un cineasta. En el caso de Alejandro (G. Iñárritu), Guillermo (Del Toro) y el mío, ha sido parte del camino.

 

“Eso se debería extender a todos los cineastas que están haciendo un cine de calidad en este país”, expresó el ganador del Oscar.

Master Class Cuarón desde el Teatro Melchor Ocampo

Cuarón, quien recordó casi la mitad de su filmografía la ha rodado en nuestro país, también hizo una diferencia entre ese cine de autor y arriesgado, con el que se hace bajo una fórmula, entiéndase las películas protagonizadas por Martha Higareda, Omar Chaparro, Jaime Camil, Erick Elías, Aislinn Derbez, las hermanas Vega o Mauricio Ochmann.

“El cine más comercial se rasca con sus propias uñas. Por su razón de ser no creo que necesite ese apoyo en cuestión de proyección. Pero hay tanto cine que sí”, afirmó, el realizador, quien subrayó el gran momento por el que atraviesa la cinematografía nacional y latinoamericana.

La otra pregunta recurrente durante el día fue el “pleito” entre algunos festivales y las plataformas de streaming (en particular Netflix), que por lo menos le arrebató la posibilidad por competir por la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

“No es Netflix contra Cannes, es un conflicto entre dos modelos de mercado.

“Yo estoy seguro que ese conflicto se va a resolver porque la historia sigue avanzando.

“Hay que entender que las plataformas son el futuro y también el futuro del cine.

“Y ellas deben entender que hay una experiencia en los teatros que es fundamental para la experiencia fílmica. Es algo que debe encontrar su balance”, concluyó de manera moderada.

Por cierto, fue tal la demanda por ver “Roma” en la gala especial dentro del Festival Internacional de Cine en Morelia, que los organizadores programaron una segunda corrida de la cinta en las cinco salas de Cinépolis Centro, las cuales se llenaron nuevamente en cuestión de minutos.

Hay una pregunta que sigue flotando en mi cabeza: ¿por qué “Roma” no inauguró la edición XVI del certamen michoacano si lo tenía todo?: Una naturaleza perfecta, un director mediático, una maestría narrativa, un poderoso homenaje al país, sensibilidad para retratar la vida de las trabajadoras domésticas e incluso un León de Oro de Venecia bajo el brazo. Quiero escuchar sus teorías.