Por Salvador Franco / Enviado
síguelo en TW: @Sal_Franco

 

Así luce #Venecia75

Así luce #Venecia75

“¡Es el mejor Venecia en años! ¡Qué chingón que vas a vivirlo!”, exclamó emocionado mi amigo Alonso Aguilar en un intercambio de whats app’s en los “culpé” a mi viaje al Festival de Venecia del aplazamiento de una cita que tenemos pendiente con sus respectivos mezcales.

Fue hasta ese momento -unos instantes antes de subirme al avión en el que cruzaría el Atlántico- que reparé en lo afortunado de era de poder regresar a la Mostra italiana precisamente este año. Ni uno antes ni uno después, sino este 2018.

 

El actor canadiense Ryan Gosling, la actriz británica Claire Foy , y el director estadounidense Damien Chazelle.

El actor canadiense Ryan Gosling, la actriz británica Claire Foy , y el director estadounidense Damien Chazelle.

Y es que Venecia ocupa un lugar muy especial en mi corazón festivalero por muchas razones y es culpable directo de mi irremediable adicción a los certámenes fílmicos.

Sí, leyeron bien: ¡irremediable adicción! Porque ¿quién en su sano juicio preferiría costearse un festival de cine del otro lado del mundo en lugar de dar el enganche para un auto, por ejemplo? Pues no, hay muy pocos.

Aunque si se trata de buscar culpables tendría que empezar por mencionar a mi querido Pascual Hernández, de Paramount, quien hace 15 años -al detectar mi  novatez más absoluta- decidió presentarme, a través de un correo electrónico, a Ale Musi, con la intención de que su generosidad me ayudara a sobrevivir en mi primer festival internacional de cine.

Lo que ninguno de los tres imaginamos en ese momento fue que, varios Venecias y festivales de Cannes después, Ale se convertiría en una de mis más queridas y entrañables amigas, y en una hermana de “otros padres” que también me dieron otro de los grandes regalos de mi vida: Maria José Musi (aka Mariagiusspina), a quien conocí años después cuando ambos fuimos convocados por Mariana Campero para revivir un entonces alicaído periódico Excélsior.

Era el año 2006 y a 12 años de distancia, puedo decir con orgullo que cumplimos la misión al lado de Juan Carlos Cuéllar, Lucía Castañeda, Edu Soto Alessi, Arturo Aguilar y Mario P. Székely. Pero basta de nostalgia. El caso es que aquí vamos otra vez camino al “mejor Venecia en años”, y también al que yo llamaría “el Venecia más mexicano de la historia”.

 

Alfonso Cuaron en el set de ROMA

Alfonso Cuarón en el set de ROMA.

Y ahí sí los culpables son más nítidos: Alfonso Cuarón (Roma) y Carlos Reygadas (Nuestro tiempo), que compiten por el León de Oro; Guillermo del Toro que preside el Jurado que entregará dicho galardón y Gael García que forma parte del elenco del thriller argentino Acusada, de Gonzalo Tobal.

Pero también estarán el maestro Arturo Ripstein para recibir un homenaje con la proyección de El lugar sin límites en el apartado Venice Classics y la irresistible Salma Hayek, quien recibirá el premio Franca Sozzani por su compromiso social y destacada trayectoria. Ojalá que también traiga a los mariachi para entonar algunas de José Alfredo Jiménez.

Pues como les decía, todos ellos también son culpables de mi regreso al festival más antiguo del mundo, que forma parte de mi pasado periodístico, gracias a que alguna vez entrevisté a Bernardo Bertolucci por Los soñadores, a Uma Thurman y sus piernas infinitas por Kill Bill y a la dupla Iñárritu-Arriga + Sean Penn (21 gramos) antes de su histórica y lamentable separación.

 

Guillermo del Toro en Venecia

Guillermo del Toro en Venecia.

Después del de Cannes, el cine mexicano tiene mucho que agradecerle al certamen italiano, que en años recientes se ha dejado conquistar por talentos nacionales como Amat Escalante (León de Plata al Mejor Director por La región salvaje, 2016), Lorenzo Vigas, Guillermo Arriaga y Michel Franco (León de Oro a la Mejor Película por Desde allá, 2015) y por supuesto El Gordo del Toro, que hace exactamente un año comenzó aquí un recorrido fantástico que coronaría meses después con 4 premios Oscar por su The Shape of Water.

Y lo mejor de todo es que este 2018 pinta para ser igual de divertido e inolvidable. Ya lo veremos después los 10 vertiginosos días que tenemos por delante en los que nos declaramos listos para rugir.

El festival internacional de cine de Venecia

La entrada al palacio italiano del Festival Internacional de Cine de Venecia.

 

@Sal_Franco está en Venecia

@Sal_Franco está en Venecia

* Por primera vez en la historia de mis coberturas olvidé el cargador de mi computadora y he tenido que escribir este texto desde mi teléfono celular mientras resuelvo el inconveniente
** Mañana jueves finalmente veremos Roma, luego de que en mayo pasado se esfumara de la competencia oficial del Festival de Cannes
*** El euro está en 22.5 pesos por unidad, lo cuál tiene digamos “nervioso” al autor de esta columna 🙂