c_capacitacion_cinematografica

Por Nancy Medina/@NanMedina

¡Ya no más! La situación que se está viviendo en México parece sacada de una película con una trama muy desagradable, pues dos de los sectores más importantes para el crecimiento, mejoramiento y desarrollo de una sociedad: arte-cultura y educación son a los que más les gusta recortarles presupuesto federal. Al parecer, apegados al discurso de que «un pueblo sin educación es más fácil de controlar».

Cada año se reducen los ingresos para instancias fundamentales tanto educativas como culturales, pero en lo que va del 2017 no se ha visto cómo los presupuestos asignados funcionan, ya que los recursos son limitadísimos y contribuyen a frenar de alguna u otra forma el avance de la sociedad.

Algunos de los recortes más relevantes se pueden ver en Educal, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), el Instituto Nacional del Derecho de Autor, CONACYT, el Instituto Nacional de Cinematografía, Canal 22, los Estudios Churubusco Azteca y el Centro de Capacitación Cinematográfica.

Centrándonos en éste último, figuras relevantes para la industria cinematográfica nacional como Everardo González, Francisco Athié, Bruno Bichir, Hari Sama, Emilio Portes, Víctor Ugalde, Ignacio Ortiz, Busi Cortés, Juan Arturo Brennan, Vanessa Bauche, Luis Lupone han firmado una carta que busca restaurar el presupuesto del CCC. Ésta será enviada a las autoridades competentes del gobierno federal.

Y el cuestionamiento de la sociedad es abierto: ¿cómo es posible que a una escuela reconocida internacionalmente, que ha brindado mucho más al país que otros sectores y que “ha llevado el cine mexicano a las pantallas del mundo, obteniendo más de 720 premios y menciones, entre ellos dos Oscares estudiantiles y una Palma de Oro”, le recorten nuevamente el presupuesto?

La razón aún no se sabe, y  ante esta preocupación, los integrantes del gremio cinematográfico, y la sociedad en general, necesitan que sea aclarada rápidamente, pues “El Centro de Capacitación Cinematográfica, se encuentra en una profunda crisis tras sufrir varios recortes que representan la pérdida del 57% del presupuesto respecto a 2012”. perjudicando a un gran número de personas, entre ellos estudiantes, docentes y personal de la escuela.

«Vemos con impotencia cómo el recorte amenaza con detener proyectos como tesis y documentales, poniendo el riesgo el proceso de formación y titulación de los estudiantes», señalan.

Y advierten que están perdiendo recursos humanos y equipo muy valiosos.

 

Del presupuesto de 2012

se ha recortado un 57%

 

«En los últimos años el cine mexicano ha evolucionado hacia una oferta propositiva y de calidad, que le ha dado renombre al país en todo el mundo. El CCC es y ha sido fundamental en este desarrollo, pues nutre continuamente a la industria y a la cultura con nuevos y mejores guionistas, productores, fotógrafos y directores», afirman y alzan la voz.

«El CCC enfrenta recortes año con año; de continuar así, sólo podrán soñar con una educación cinematográfica de calidad quienes puedan pagar por ella. Cuando el gobierno federal recorta dinero a la cultura y la educación también apaga los sueños de muchos jóvenes mexicanos. Por eso expresamos a las autoridades competentes nuestro desacuerdo y nuestro enojo. Entiéndanlo: la cultura no es un lujo ni un privilegio».

Y además tienen peticiones puntuales: «La comunidad del CCC exige la reposición del presupuesto que hacía posible su adecuado funcionamiento y que se detenga el continuo ataque a la cultura y la educación».

En México se necesitan, hoy con más fuerza, mantener este tipo de instituciones gratuitas y de primer nivel para contribuir con la disminución de la violencia y recuperar poco a poco el tejido social. La forma más amable y viable son la educación y el arte, que no son y no deben de ser nunca vistas como un privilegio, pues ambas son un derecho.

LOFT CINEMA reitera el apoyo al CCC, al arte, la cultura y la educación en México.