Sebastian, Noé Hernandez, Emiliano Rocha.

Sebastian, Noé Hernandez, Emiliano Rocha.


Por @Damarisarriaga5

 

La cinta ‘Tenemos la carne’, causó gran polémica en Europa al presentarse en el festival de Cannes y en el de Sitges, dónde muchos de los asistentes abandonaron la sala sin terminar de ver la explicita película. Ahora hace lo propio al presentarse por primera vez en México, durante el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), en dónde ha sido objeto de discusión por su amplio contenido de sexo y violencia.

El director Emiliano Rocha explicó que su largometraje representa la parte oscura del México contemporáneo, contada de una manera bizarra y sin lógica de continuidad, con el fin de provocar en los espectadores distintas reacciones, además de que intento hacer honor al cantinfleo.

«Es una alegoría de México, es una película que aborda el imaginario de lo que pasa en la mente de un diputado que se queda dormido en un curul y el sueño que tiene es muy loco. No se trata de una crítica, sino explorar ese imaginario desbordado para entender México, al menos la historia reciente.

«Quería hablar del México profundo, que está muy presente en la cotidianidad mexicana, siempre hay como unos abismos muy misteriosos, en lugares o miradas, si vas en la calle hay muchos tiempos pasando en el mismo espacio y un poco el chiste era mostrar cómo estos personajes se encuentran en un viaje temporal. Como que en esa cueva se encuentra la sangre del narcotráfico y la herencia prehispánica. Como que todos los tiempos se empiezan a mezclar, el viaje al pasado es un viaje al interior», explicó el director de 26 años de edad.

Emiliano Rocha. Noé Hernandez, Diego Gamaliel, María Evoli.

Por su parte el protagonista Noe Hernández secundó al director: ‘Tenemos la carne’ no es una película que deba entenderse de manera racional, si le buscas una lógica, ya valiste (…) no es para alguien que quiere entender una película aristotélicamente, más bien creo que es una película que te ataca vía los sentidos, hay que sentirla más que entenderla.

La cinta, proyecta escenas bizarras pero fuertes de incesto, necrofilia, orgías, asesinato y canibalismo.