Star Wars The Force Awakens

Star Wars The Force Awakens

 

por @jorgegavila

Antes de que escriba acerca de The Force Awakens con todo y spoilers (y de hecho aquí hay algunos) me llama la atención la manera como varios fans han reaccionado a la película.

Si bien no se trata de que le guste a todo mundo, me he encontrado con varios queridos amigos a los que esta nueva SW ha decepcionado básicamente por una sola razón: su línea argumental es prácticamente idéntica a la de A New Hope y/o Return of the Jedi.

Pero creo que eso es perder la perspectiva de lo que en realidad es.

En primer lugar, nos guste o no, la historia siempre se repite. Bien lo dijo hace milenios el filósofo Tucídides: “La historia es un incesante volver a empezar”. Y eso aplica para la historia misma de la humanidad, ya sea a nivel personal, gubernamental, emocional… El ser humano tiende a repetir aquello en lo que se encuentra cómodo o le ha dado resultado anteriormente. Es un poco también la regla del “si no está roto, no lo arregles”. Si un esquema, una idea, algo, te da resultado… no lo cambies.

Y lo anterior aplica perfecto en la historia del cine. Una misma línea argumental se repite, situaciones idénticas o parecidas a algo que ya hemos visto antes, elementos que nos recuerdan algo ya visto. Ejemplos hay muchos:

– La saga de James Bond lleva medio siglo mostrándonos exactamente la misma fórmula (un superespía enfrenta una misión peligrosa, se rodea de bellas mujeres, utiliza diversos gadgets y artilugios para completar su trabajo, enfrenta a un poderoso y desquiciado villano… y un largo etcétera).

– Las “aclamadas” películas de Marvel son una constante repetición de eventos: un tipo se vuelve héroe debido a un factor externo (una picadura de araña, exposición a radiación, etc), aprende a usar sus poderes, conoce a una chica, enfrenta a un desquiciado villano, duda de su trabajo, se convierte en héroe…

– En la saga de Rápidos y Furiosos existen grandes pilotos, imponentes autos, bellas chicas y acción espectacular que son prácticamente idénticos desde la primera a la séptima entregas

– Incluso filmes legendarios como El Padrino y sus secuelas utilizan el mismo molde: en la primera, Vito Corleone es un mafioso que controla a toda una región, y muestra y hace imponer su ley por cualquier método posible. En la segunda, Michael Corleone es un mafioso que controla a toda una región y… ¿entienden cuál es mi punto?

Incluso la venerada Star Wars, la de 1977, no era precisamente un dechado de originalidad: su línea argumental está más relacionada con las viejas peliculas de samurais, de Kurosawa, del Mago de Oz y de los seriales de Flash Gordon (hasta el famoso crawl inicial está copiado de las películas de este último) que con algo original. Un viejo maestro, un joven aprendiz, un poder misterioso, la batalla entre la luz y la oscuridad, el enfrentar el destino… ¿dónde está entonces la originalidad de Star Wars que ahora tanto le critican muchos a J.J. Abrams que no muestra en TFA? No se trata de lo que muestras, sino de cómo lo muestras.

Sí, The Force Awakens es prácticamente idéntica a Episodio IV. Llámenle copia, fusil, homenaje, reboot, reimaginacion, remake, guiño o como quieran. Nos recuerda algo con lo que nos sentimos cómodos. ¿No fue esa, acaso, la queja contra las precuelas de Lucas? ¿que parecían Star Wars pero no se sentían como Star Wars? Imposible darle gusto a la gente.

Esa ha sido la queja más constante que he escuchado de quienes no les gustó TFA. Y están en su derecho de querer algo “original”. Sin embargo, creo que han perdido la perspectiva de lo realmente importante, que son los nuevos personajes, la historia por desarrollar.

Otra queja es que en TFA “no hay enseñanzas, no hay sabiduría”. No tendría por qué haberla. En A New Hope, Ben Kenobi le habla a Luke acerca de La Fuerza; en El Imperio Contraataca Yoda entrena a Luke; hasta en las precuelas La Fuerza está presente y hay “enseñanzas”, cierto.

Más no todas las enseñanzas en SW tienen que ser en ese sentido. El título mismo lo dice: La Fuerza (o el lado luminoso de la misma) ha estado “dormido”, “desaparecido”, casi relegada a nivel de mito. Las enseñanzas en TFA no son relacionadas con La Fuerza, sino con cosas más terrenales: el valor de la amistad, de hacer lo correcto, de luchar por el bien común, de enfrentar el destino… enseñanzas hay. Que no se quieran ver es otro cantar.

En fin. That’s my opinion. En otro post diré lo que me gustó y no me gustó de TFA, con harto spoiler, así que quedan advertidos desde ahora.

Y para los que se quejan de la “repetición”… por favor, es como quejarse de ver A New Hope 46802 veces. Están viendo lo mismo y no les aburre. Mi recomendación es que dejen de lado al crítico de cine que llevan dentro y la disfruten como niños. No hay otra manera de entrar en el universo de Star Wars que no sea así.