@BeruHernandez

La cinta de ‘Güeros’ del realizador Alonso Ruiz Palacios, tuvo su primera proyección en México dentro del marco del Festival Internacional de Cine de Morelia, con un recibimiento más que caluroso. Protagonizada por Tenoch Huerta, Ilse Salas, Sebastián Aguirre y Leonardo Ortizgris, este filme forma parte de la Selección oficial de este certamen.

Esta producción retrata en blanco y negro una ciudad de México poco explotada en la industria del séptimo arte, con tomas en Ciudad Universitaria, Lagunilla o Copilco, invita a un recorrido monocromático por una urbe caótica y bella como lo es el Distrito Federal.

Su director aseguró que desde que la concibió la imaginó sin color, “cuando estaba escribiendo la película sabía que era en blanco y negro, y tenía que buscar una justificación para este suicidio comercial que siguen siendo este tipo de filmes, entonces lo que me inventé fue que se trata de una película sobre los contrastes sociales, políticos, e incluso geográficos de la ciudad de México, y qué mejor que esto para retratar el contraste, además la película es atemporal y el blanco y negro es una herramienta perfecta para la atemporalidad”.

La ciudad de México es una ciudad deliciosa tan rica maravillosa, vibrante, y nosotros nos fuimos a explorar la ciudad que transitamos, hay lugares donde yo nunca había puesto un pie y en la película lo hicimos y fue maravilloso; yo estudié en la ENEP Aragón así que las escenas camino a Texcoco pues eran mis rumbos entonces para mí era estar en lugares que ya conocía pero verlos desde otro ángulo de mi vida y de mi posición en el universo”.

La sala de cine estaba repleta, la gente no sólo ocupaba las butacas sino que a falta de lugares vacíos, decidieron sentarse en las escaleras e incluso en el suelo con tal de no perderse una de las más prometedoras de este Festival.

Ramiro Ruiz, productor de la cinta, agradeció a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por las facilidades para filmar en las instalaciones de esta casa de estudios, y además contó una anécdota sobre el reto de tirar una escena que se rodó en una avenida principal, “Tuvimos que ir improvisando, sabíamos que necesitábamos tráfico, y planeamos filmar el 10 de mayo a la hora de la comida pero no había tráfico así que tuvimos que hacerlo nosotros, la cámara con un zoom estaba en un edificio, y justo cuando jaló la toma hacia atrás este se estropeó así que tuvimos que repetirla, yo tenía parado todo el circuito hasta que uno de los asistentes me advirtió sobre tres patrullas que se acercaban, entonces estropeamos coches para que pareciera que había tres autos estropeados, nos la jugamos así y Tenoch lloraba porque tenía miedo de que nos llevaran a la cárcel por eso”, relató Ruiz.

g2