Amat-Escalante-HELI

Escalante denuncia en su cinta el desamparo en el que se encuentra una gran parte de la sociedad mexicana que vive alejada de las urbes y a merced de los carteles de la droga.

 

 

Por Patricia Guerrero
Enviada Cannes

 

 

Amat Escalante es ya un habitual de Cannes, en el 2005 pisó por primera vez la alfombra roja con su largometraje “Sangre” con el que participó en la sección Una Cierta Mirada donde consiguió el premio de la Critica Internacional, más tarde, en el 2009 presentó en la misma sección “Los Bastardos” y ahora vuelve en la 66 edición del Festival de Cannes, con el largometraje “HELI”, compitiendo esta vez por la palma de Oro en la sección oficial.

 

 

Como sus anteriores películas, “HELI” es un drama donde Amat Escalante reflexiona sobre la dura realidad de México. Estela, es una niña de 12 años que se enamora de un joven policía envuelto en el tráfico ilegal de drogas. Las consecuencias de esta relación cambian drásticamente su vida y la de su familia para siempre.

 

 

Drogas, corrupción, impunidad, abuso de poder y violencia en un paisaje hostil, son los ingredientes que componen esta historia descarnada donde los niños no sólo son víctimas de la violencia sino que corren el riesgo de acostumbrarse a ella. El director denuncia en su cinta el desamparo en el que se encuentra una gran parte de la sociedad mexicana que vive alejada de las urbes y a merced de los carteles de la droga.

 

 

Ante las comparaciones de su cine con el de director y productor Carlos Reygadas, Amat Escalante reconoció la admiración que tiene  por su amigo, pero quiso destacar la diferencia de sus trabajos, ya que a Escalante le interesa contar historias con una estructura narrativa más convencional.

 

thumb