Celebrando la  edición número 70 de los Globos de Oro, hemos de recordarles 10 de los momentos que se han quedado para la posteridad en la entrega de estos prestigiados premios a lo mejor del cine y televisión.

 

 

  • México memorablemente gana el Globo de Oro a la mejor película extranjera en 1958 por ‘Tizoc’ de Ismael Rodríguez.

 

 

 

  • En 1970, los productores de la película franco-argelina ‘Z’, Jacques Perrín y Ahmed Rachedi renuncian a su galardón por Mejor Película Extranjera, ya que creían que su cinta debía de ser incluída en la categoría de Mejor Película.

 

 

 

  • Marlon Brando también rechazó su premio en 1972 por ‘El Padrino’, a manera de protesta por el racismo vivido en Estados Unidos.

 

 

 

 

  • Era 1975 cuando Linda Blair fue galardonada como la Mejor Actriz Secundaria por su papel  aterrador en ‘El Exorcista’. Su discurso fue tan espeluznante como su personaje, ya que estuvo lleno de lagrimas , convirtiéndolo en el momento más incómodo de la noche.

 

 

 

  • El irreverente comediante Ricky Gervais se burló incesantemente en su primera oportunidad como conductor, del alcoholismo de Mel Gibson, por supuesto, después de mofarse de casi todo el gremio Hollywoodense.

 

 

 

  • Otro momento memorable fue en el 2005, cuando Jamie Foxx se llevo el galardón a Mejor Actor, por su estelar en ‘Ray’ y al subir al escenario logró que todos los presentes cantarán un fragmento de ‘What I’d Say’ de Ray  Charles.

 

 

 

  • La alfombra roja tampoco se escapa de las sorpresas, por eso en el 2003 la actriz Lara Flynn Boyle, se le ocurrió que sería la mejor vestida de la noche con su atuendo de bailarina de ballet, creación de David Cardona, con lo que logró ser una de las más comentadas de la entrega.

 

 

 

  • La ganadora en el baño, en 1998 Christine Lathi fue nombrada por Michel J. Fox para que subiera a recibir su premio por Mejor Actriz Drama, pero la estrella brillaba por su ausencia. Minutos después la actriz apareció argumentando que estaba en el baño.

 

 

 

  • Eran los Globos de Oro del 2006, cuando Scarlett Johanson caminaba por la alfombra roja, despampanantemente con un atuendo rojo de Valentino, que logró sacar los bajos instintos de Izaac Mizrahi y decidió tocar los senos de la actriz, para ver cómo se ajustaba el vestido que lucía.