Cecilia Suárez retorna a las mamparas del celuloide como Pilar en, ‘Nos vemos papá’, filme qué cambió la percepción de la actriz luego de la muerte de su padre.

 

Por @LizOsorio_

Fotos @Mikheangelo

 

 

Afrontar el abismo en el que nos sumerge la muerte inesperada de un ser querido, es lo que debe vencer Pilar, quien enamorada de la figura de su padre, ha sufrido su perdida, quedando en un letargo del que no encuentra salida.

 

Ésta es la historia que Lucía Carreras ha configurado en su ópera prima, ‘Nos vemos papá’. Con vivencias propias de la realizadora, el filme debutó en la Selección Oficial de Largometraje Mexicano de la novena edición del Festival de Morelia, y a partir de ahí ha dado la vuelta al mundo en diversos festivales de cine.

 

Con este filme, Cecilia Suárez considera que hay un antes y después en su vida, tras la muerte de su padre Engino Suárez el pasado 29 de diciembre, la actriz está segura de que ese protagónico sólo podía personificarlo ella, «Me di cuenta que no logras entender el tema de la película hasta que cruzas el umbral y te toca vivirlo, es una puerta que nos da miedo cruzar, pero se puede lograr. Este filme indudablemente lo dedicó a mi padre», compartió Cecilia.

 

Con un presupuesto de 12 millones y medio de pesos, ‘Nos vemos papá’, ha sido realizada en su mayor parte con pocos diálogos para que el público pueda comprender sólo con acciones la complejidad de los personajes, en los que también están involucrados los actores, Gabriella de la Garza, Arturo Barba, Moisés Arizmendi y Verónica Langer, entre otros.

 

‘Nos vemos papá’ se estrena este 18 de enero en las salas mexicanas, por lo que ante el miedo de no permanecer en cartelera, Lucía Carreras y el elenco pidieron apoyo para todo el cine mexicano y en especial este filme.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dos años de ausencia tuvo Cecilia Suárez para regresar como Pilar,  protagonista de la ópera prima de la realizadora mexicana, Lucía Carreras,  ‘Nos vemos papá’.

 

En el filme Lucía trata de configurar vivencias personales a través de Pilar