García Bernal afirmó en Morelia que aunque había perdido la pasión por el ‘arte de hacer películas’, la película de Pablo Larraín ‘No’, le devolvió ese amor

 

Staff @LoftCinema

 

La décima edición del Festival Internacional de Cine de Morelia se está viviendo y una de las estrellas que iluminaron las calles michoacanas es el actor Gael García Bernal, quien inauguró el certamen con la cinta ‘N0’, de Pablo Larraín, la noche del sábado.

 

Ambos se reunieron con los medios de comunicación en conferencias y charlas uno a uno desmenuzando las entrañas de la cinta de corte político ‘No’, que narra la historia de una contundente campaña publicitaria durante el ocaso de la dictadura de Augusto Pinochet cuando se entabló un plebiscito para votar por el si o el no en aquel país sudamericano.

 

Fue justamente durante esta serie de entrevistas dominicales que Gael confesó que la actuación y él pasaron, como en todas las relaciones, por un bache y fue gracias a la ‘terapia’ impartida por ‘No’ que retomó el amor.

 

«La de Larraín es el tipo de película que me gusta hacer”, reveló, » es subversiva, es entretenida, tiene un gran lenguaje y rigor cinematográfico. Me encantó el resultado».

 

Fue así como Gael retomó el romance con la actuación y volvió a desarrollarla con total soltura, pues ya hay quien ha calificado el papel de ‘René Saavedra’ como una de las mejores actuaciones en la carrera del actor, pero él se muestra humilde antes esas aseveraciones y señala que fue más que nada un honor participar en la cinta de Larraín y darle vida un trascendente personaje de la historia reciente del triunfo de la democracia chilena.

 

El tapatío, quien en varias ocasiones ha puesto de manifiesto su ideología política afirmó que en la democracia que vive actualmente el mundo hay que soportar las decisiones de los demás y y en el mismo sistema existen trampas que tenemos que soportar.

 

«Esta cosa desgraciada de que hay que aceptar que alguien votó distinto a ti», argumentó al actor, sentado junto a los hermanos Pablo y Juan de Dios Larraín, director y productor de ‘No’, y continuó «algunos decimos, cómo votaste por ese imbécil? y nos lo tenemos que aguantar».

 

Y es que según Gael México y Chile son muy desiguales, sin embargo existen similitudes políticas que los hermanan en los recovecos de la democracia.

 

«En el 88 pasamos por un momento traumático, que recordamos como una especie de apañe o agandalle al que por suerte le hemos dado la vuelta y lo vemos como el nacimiento de la decmocracia», señaló.

 

‘No’, que lleva varias semanas en la cartelera chilena, se estrena el 9 de noviembre en las salas mexicanas.